Socialistas de Vera

  • Diario Digital | miércoles, 08 de abril de 2020
  • Actualizado 10:46

Somos feminismo

Que los 13 meses de Gobierno andaluz de las derechas han supuesto un retroceso social, en general, para nuestra comunidad autónoma es un hecho absolutamente constatable. Y, si en este tiempo tuviera que destacar a uno, entre muchos, de los sectores más perjudicados por las políticas de las tres derechas en Andalucía no dudaría en señalar hacia el de la mujer. Y es que PP y Ciudadanos –de la mano de Vox- han sido capaces de mucho; se han atrevido a demasiado, han mentido a más de la mitad de la población de esta región. Y lo hacen cada día. Es de película.cartel 8M_opt

Una de las nominadas a actriz revelación del Gobierno andaluz es Rocío Ruiz. La consejera de Igualdad es sinónimo de engaño. Dice, delante de los focos, que persigue la igualdad, que el machismo es una lacra y todo lo que, obviamente, la sociedad quiere y necesita oír. Sin embargo, cuando cierra la puerta de su despacho y se dispone a ejercer la política que tiene y le han encomendado, es cuando la verdad cae por su propio peso. Puso en marcha un teléfono de violencia intrafamiliar para confundir, más si cabe, a las víctimas de violencia.

Ha dejado a los centros municipales de información a la mujer, el lugar de referencia de las mujeres víctimas, en su mínima esencia, además de haber cerrado casas de acogida, haber reducido el presupuesto para la lucha contra la violencia de género y haber dejado a 241 asociaciones de mujeres de Andalucía sin subvenciones para desarrollar programas de prevención de violencia de género y para trabajar con las mujeres víctimas. Esto no ha sucedido nunca. Es absolutamente insólito.

En Almería, por vez primera, las asociaciones no tienen ni un céntimo de euro para desarrollar, como venían haciendo con los gobiernos socialistas, programas sobre violencia de género y poder llegar, así, donde la administración no lo hacía. El daño ocasionado es gravísimo. Para más inri, la consejera vuelve a mentir a la cara a estas asociaciones al sacar esta semana una convocatoria antigua y que tampoco va dirigida a ellas. El pitorreo y ninguneo a los colectivos de mujeres es máximo

En Almería, por vez primera, las asociaciones no tienen ni un céntimo de euro para desarrollar, como venían haciendo con los gobiernos socialistas, programas sobre violencia de género y poder llegar, así, donde la administración no lo hacía. El daño ocasionado es gravísimo. Para más inri, la consejera vuelve a mentir a la cara a estas asociaciones al sacar esta semana una convocatoria antigua y que tampoco va dirigida a ellas. El pitorreo y ninguneo a los colectivos de mujeres es máximo.

El Gobierno trifachito andaluz cree que va a acallar a cientos de asociaciones y a miles y millones de andaluces, pero se equivoca. Los socialistas vamos a seguir impulsando medidas para conseguir la igualdad real y para luchar contra el terrorismo machista, tal y como hemos venido haciendo desde el origen porque nosotros, el PSOE, somos feminismo. Otros son como el Guadiana. Aparecen el 8M entre la multitud y desaparecen el resto del año olvidándose de la lucha por la igualdad. Los socialistas nos mantendremos siempre a flote y remaremos a favor del feminismo aunque sea a contracorriente de las políticas retrógradas de los partidos de la derecha.

El blanqueo de la derecha a la extrema derecha tiene el color morado de la igualdad enfrente. Uno se puede sumar o no a una manifestación o a una causa, pero no puede negar la existencia de algo evidente y es que hay violencia y que esta se ejerce, a diario, contra las mujeres por el mero hecho de serlo. Por las cuatro asesinadas en lo que va de año en Andalucía, por quienes fallecieron a manos de sus parejas o exparejas anteriormente, por las miles de mujeres que han sufrido agresiones, los socialistas vamos a salir a la calle este domingo y nos sumamos a las más de 400 concentraciones convocadas en todo el país para defender los derechos de las mujeres que son, en definitiva, los de todos y todas.

El PSOE ha sido el partido que ha impulsado desde el Gobierno estatal y andaluz las vigentes leyes de igualdad y contra la violencia de género que, al igual que el feminismo, han venido para quedarse y que siempre defenderemos.