Almeria Exprés

  • Diario Digital | sábado, 23 de noviembre de 2019
  • Actualizado 03:11

Chapuza impecable

Lo llaman ucronía, pero, en este caso, no lo es. Imaginar la reacción de la derecha gobernante andaluza si la crisis de la listeriosis brota bajo un gobierno socialista resulta tan fácil como armar un puzzle de dos piezas. Bueno, casos hay de personas humanas que tardarían un buen rato. La chapuza, esa que, en un alarde de fabulación ignoto hasta ahora, el consejero de Sanidad califica de "actuación impecable", ha sido de diez en la escala Richter del chapucerío patrio.

Y mira que hay nivel. Tarde, mal y nunca. Ahora al consejero Aguirre, el mismo que achacaba a la mala suerte de la empresa el suceso, le han entrado las prisas por comparecer en el Parlamento. Habrá que esperar, eso sí, que el presidente Moreno Bonilla no solo regrese de sus vacaciones gallegas sino que le dé tiempo de hacer la digestión de la zampa que compartió con el presidente Núñez Feijóo.

Testimonios gráficos de la velada hay y, ciertamente, el rictus del mandatario andaluz de preocupación no era. Normal. Tan solo se trata de una crisis que ha afectado gravemente al bien más preciado de la ciudadanía como es su salud y que se ha gestionado, entre percebe y percebe, con retraso, ocultación, descontrol y, en suma, caos. Por lo demás bien.