Levantico

  • Diario Digital | lunes, 24 de febrero de 2020
  • Actualizado 00:19

VERA

Las tensiones internas del PP obligan al alcalde a reorganizar su equipo de gobierno a solo seis meses de iniciar su mandato

El alcalde. José Carmelo Jorge, no ha tardado en tener su primera crisis de gobierno.
El alcalde. José Carmelo Jorge, no ha tardado en tener su primera crisis de gobierno.
Las tensiones internas del PP obligan al alcalde a reorganizar su equipo de gobierno a solo seis meses de iniciar su mandato

Seis meses han bastado para que el alcalde, José Carmelo Jorge, haya reorganizado las áreas de gobierno para afrontar las “tensiones internas” de su equipo. Los cambios en las competencias, según informa un medio de comunicación provincial, y que afectan a la portavoz del PP Catiana Soriano, a quien se le quita Personal, y a la portavoz suplente Belén Carnicer, a quien se hace lo propio con Obras Públicas, evidencia este enfrentamiento. 

Importantes rebajas de competencias que se han llevado a cabo con total “ocultismo” hacia la oposición. “Desde el Grupo Municipal Socialista, ha asegurado su portavoz Martín Gerez, queremos hacer pública nuestra indignación por la forma de comunicar estos cambios”. “Una vez firmado el decreto de modificación de delegaciones y competencias, es obligación del alcalde dar cuenta de ello en la primera sesión de Pleno Municipal posterior”. Y así se establece en art. 44.4 de Reglamento de Organización y Funcionamiento de Entidades Locales (ROF). 

El Grupo Socialista, ante las evidencias de que se habían hecho cambios en las delegaciones de los concejales liberados del PP, presentó el pasado 22 de diciembre una Solicitud de Información mediante registro electrónico para reclamar el acceso a dicho decreto, cosa que a día de hoy aún no ha recibido.

Como se sabe, la Corporación Municipal celebró pleno ordinario el pasado 22 de noviembre y otro extraordinario el 8 de enero de este año. Si el decreto ya estaba firmado, y desde luego desde hacía tiempo las tensiones internas del equipo de gobierno del PP eran vox populi, se tenía que haber dado cuenta en alguno de ellos. 

Hay muchas incógnitas por aclarar sobre la asignación de competencias y las altísimas remuneraciones de algunos concejales y concejalas, entre otras, y desde ahora, alguna de las afectadas

En este contexto, “hay muchas incógnitas por aclarar sobre la asignación de competencias y las altísimas remuneraciones de algunos concejales y concejalas, entre otras, y desde ahora, alguna de las afectadas”. El alcalde, y así lo exigirá el PSOE, tendrá que aclarar si la nueva situación va a afectar a dichas retribuciones ya que es obvio que a menos cargas de trabajo el concejal o concejala que esté liberado debería tener una menor retribución. 

“Esperamos, añadió Gerez, que en el próximo Pleno se nos informe de todo lo concerniente a estos cambios y las causas y repercusiones de los mismos, aunque en su momento anticipamos que más pronto que tarde habría problemas por la farragosa delimitación de competencias que el alcalde hizo, porque intentando justificar los sueldos para todo el Grupo de concejales populares, creó delegaciones y atribuciones injustificables desde toda lógica”.

En otro orden de cosas, el Grupo Socialista quiere trasladar su malestar con el alcalde y su equipo de gobierno, con posterior provocación desde la página de Facebook de su partido. El domingo pasado se celebró la procesión de San Antón, con bendición de mascotas y posterior comida en la explanada de la calle Mártires, según publica la web municipal y algún medio de difusión. 

“Queremos dejar muy claro que nuestro Grupo, ha asegurado su portavoz, no tuvo ningún conocimiento oficial de ningún acto en el que colaborase, organizase o estuviese invitada la Corporación Municipal, de la que también formamos parte, aunque les pese a los populares”. Por tanto, la asistencia de miembros del grupo popular, encabezada por el propio alcalde, lo fue a título particular.

Por tanto, “en aras de un justo tratamiento a todos los integrantes de la Corporación, los medios de difusión municipal no deberían informar de dicha presencia, salvo que, como venimos denunciando insistentemente, estemos ante una vergonzosa campaña de propaganda pagada con dinero de todos”.