Levantico Digital

  • Diario Digital | domingo, 31 de mayo de 2020
  • Actualizado 00:21

CRISIS CORONAVIRUS

El Gobierno compra a China material sanitario por valor de 432 millones de euros

El Gobierno compra a China material sanitario por valor de 432 millones de euros

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció que España ha cerrado y pagado en toda su integridad un contrato con China de compra de material sanitario por valor de 432 millones de euros.

En rueda de prensa en Moncloa, y tras recordar que hace unos días el presidente Sánchez tuvo una conversación con el presidente de la República de China, a partir de la cual “el conjunto del Gobierno ha trabajado para cerrar este contrato”, Illa ha agradecido también la ayuda prestada por todas las empresas españolas con plataforma de compra en China y ha vuelto a desmentir que exista ningún tipo de confiscación y retención de material en aduanas –“hay que acabar con estos bulos que no ayudan en nada”-, al tiempo que ha expresado el apoyo del Gobierno a todas las acciones de compra que se impulsen desde las CCAA.

Concretamente, el material comprado por el Gobierno de España es:
• Mascarillas quirúrgicas y de protección respiratoria, cuyo suministro se prolongará durante ocho semanas: más de 550 millones.
• Test rápidos, a entregar en los meses de marzo y abril: 5,5 millones.
• Equipos de respiración asistida: 950 equipos, entre los meses de abril a junio.
• Guantes: 11 millones, que serán suministrados durante cuatro semanas.

Explicó que el suministro se hará de forma escalonada, semanalmente, y que "a finales de esta semana tendremos una primera entrega importante”.

Illa ha vuelto a realizar un llamamiento a la solidaridad con Madrid, donde la lucha contra el virus está tensionándolo el sistema sanitario y ha incidido en que “hoy es con Madrid y mañana será con las comunidades que así lo requieran”, agradeciendo también el préstamo de material realizado para ello desde otros territorios.

Adicionalmente, continuó, “estamos activando la fabricación nacional de estos materiales”, razón por la que ha agradecido el esfuerzo importante de las empresas españolas con capacidad de elaborarlos”, así como el trabajo realizado desde el ministerio de Industria en la organización del mismo.

Illa ha vuelto a realizar un llamamiento a la solidaridad con Madrid, donde la lucha contra el virus está tensionándolo el sistema sanitario y ha incidido en que “hoy es con Madrid y mañana será con las comunidades que así lo requieran”, agradeciendo también el préstamo de material realizado para ello desde otros territorios.

Destacó finalmente “el papel que está jugando a nivel internacional el presidente del Gobierno”, Pedro Sánchez, “en dos frentes: el de la emergencia sanitaria y el de la respuesta económica a la misma”. Sobre esta última cuestión, resaltó la acogida que ha tenido en en la presidenta de la Comisión Europea su propuesta de poner en marcha un Plan Marshall en Europa. También la importante contribución española, junto con Francia e Italia, para activar la financiación europea necesaria para responder adecuadamente a esta emergencia.

Por su parte, José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Sopial y Migraciones, ha desgranado las medidas que el Gobierno socialista ha puesto en marcha para que todos los afectados por la crisis “vean protegidas sus rentas”, y que tienen también como objetivo “generar cohesión” y dar solidez a las relaciones económicas para que, cuando llegue la recuperación tras la crisis, se le pueda dar el mayor impulso posible a la misma.

Escrivá ha comenzado su intervención con palabras de apoyo a los autónomos, que “han estado sometidos a desinformaciones que tendían a dar la sensación de que la protección era menor que la que es”, ha denunciado. En este sentido, el ministro ha explicado que cualquier autónomo que haya visto reducida su actividad “tiene derecho a una prestación que al menos va a llegar a 950 euros”, una prestación que “ya está disponible” y hasta el momento han pedido 50.000 personas. Estas prestaciones son “de las más generosas” de los países de nuestro entorno.

Otras medidas enumeradas por el ministro han sido las destinadas a las empresas, con ERTES que “llevan acompañada una exoneración de cotizaciones fiscales”, algo que “nunca se había hecho”. El objetivo, ha enfatizado, es que las empresas que lo requieren opten por los ERTES y no por los despidos. Asimismo, para empresas que no recurran a ERTES pero vean afectada su actividad, se contempla un aplazamiento de las cuotas a la Seguridad Social.