Almeria Exprés

  • Diario Digital | sábado, 23 de noviembre de 2019
  • Actualizado 02:53

CULTURA

La Junta sopesa sumarse en el futuro al proyecto de excavación de Mojácar la Vieja

La Delegada Territorial de Fomento, Cultura y Patrimonio Histórico, Eloísa Cabrera, visita los trabajos arqueológicos
Eloísa Cabrera, segunda por la derecha, junto a la alcaldesa, el director del proyecto y otros representantes municipales.
Eloísa Cabrera, segunda por la derecha, junto a la alcaldesa, el director del proyecto y otros representantes municipales.
La Junta sopesa sumarse en el futuro al proyecto de excavación de Mojácar la Vieja

La Delegada Territorial de Fomento, Cultura y Patrimonio Histórico, Eloísa Cabrera, se ha interesado por los resultados y las conclusiones de la segunda campaña de excavación en Mojácar la Vieja, promovida por el Ayuntamiento de Mojácar, con vistas a una posible colaboración de la Junta de Andalucía en este proyecto. Cabrera, durante su visita de hoy, ha conocido los planes de trabajo futuros realizados por los arqueólogos de la Universidad de Granada que ayudarán a tomar una decisión definitiva.

La delegada estuvo acompañada por la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, el concejal de Turismo, Emmanuel Agüero, el director de las excavaciones, Jose María Martin Civantos y el historiador, Juan Grima. Estas nuevas excavaciones van configurando el mapa de la importancia que este asentamiento tuvo en la zona durante los siglos XII y XIII hasta su abandono por la población para instalarse en la Mojácar actual.

Lo que sí se acredita también es la importancia de Mojácar la Vieja que contaba con una sólida muralla con 14 torres y una doble fortificación, esta segunda en la parte más alta que correspondía a una zona de uso militar destinado a la defensa de la plaza

Conforme avanzan los trabajos se confirman la teoría que los arqueólogos barajaban en la primera campaña al respecto de las causas que provocaron el traslado de una población que entonces era considerable y muy bien organizada desde el punto de vista defensivo. Por una parte, la presión cristiana en la reconquista de la zona, un control no muy efectivo por falta de visión completa de la zona marítima y de los posibles ataques por vía marítima y por último, descubierto en estos últimos trabajos, la poca consistencia del terreno por su configuración geológica que iba creando problemas de solidez en las edificaciones.

Lo que sí se acredita también es la importancia de Mojácar la Vieja que contaba con una sólida muralla con 14 torres y una doble fortificación, esta segunda en la parte más alta que correspondía a una zona de uso militar destinado a la defensa de la plaza. Las respuestas obtenidas en Mojácar la Vieja pueden ser claves para entender una importante fase de la historia de la comarca y la provincia.