Almeria Exprés

  • Diario Digital | sábado, 23 de noviembre de 2019
  • Actualizado 03:00

CULTURA

La segunda fase de excavaciones en Mojácar la Vieja finaliza con valiosos hallazgos y aportaciones históricas

Foto de familia de los participantes en la segunda fase de las excavaciones (foto de Emilio Aramburu)
Foto de familia de los participantes en la segunda fase de las excavaciones (foto de Emilio Aramburu)
La segunda fase de excavaciones en Mojácar la Vieja finaliza con valiosos hallazgos y aportaciones históricas

Alrededor de medio centenar de vocacionales y estudiosos de la arqueología desembarcaron a primero de mes en Mojácar. El pasado viernes daban por finalizada la segunda fase de excavaciones en la antigua ciudad, se supone que con un cansancio que les mereció la pena, pasar mucho calor, de eso no hay duda, y, principalmente, saldar con éxito esta nueva cita. Tanto por los resultados arqueológicos y por la atención que ha merecido su labor, coordinada por el laboratorio de Arqueología Biocultural Memolab de la Universidad de Granada, como por la experiencia que ha supuesto y que se llevarán a los nueve países de donde procedían tras seleccionar entre 362 de 24 nacionalidades diferentes. Países como Italia, Portugal, Francia, Armenia, Hungría, Bulgaria, Sri-Lanka, Argentina y México.

El proyecto, dirigido por José María Civantos, augura continuidad y hasta la Junta de Andalucía se ha comprometido a estudiar, o al menos eso aseguró en su visita, una posible colaboración con el ayuntamiento mojaquero, que contribuye con unos 45.000 euros. El consistorio ya colabora con la Fundación Valparaíso. De hecho, durante la presentación de esta segunda fase, el concejal de Turismo, Emmanuel Agüero, ya avanzó que iban por buen camino las ayudas para el año que viene al tiempo que reclamaba la ayuda de empresas privadas. Pero lo más importante de esta aventura no se hizo esperar ni un día.

Captura de pantalla 2019-07-28 a las 12.47.33

Así, se encontraron unos dibujos geométricos (ver foto superior) en la misma habitación en la que, el año pasado, ya habían aparecido otras muestras similares. Su significado está por desvelar. La segunda fase se ha saldado con un importante botín de vasijas alguna en un estado de conservación asombroso. En total, hasta pocos días antes de finalizar, se contabilizaban cuatro, una de ellas de gran tamaño que permitirá una datación más aproximada aunque pertenece, según los expertos, a la primera fase del castillo.

Otra de las tareas culminada ha sido precisamente conocer el trazado de la puerta del castillo que contaba con dos torres y no con una como se creía. También se ha delimitado la puerta del recinto de la parte amurallada ubicada en la cima del cerro donde estaba la población y dotaciones del ejército.  El número de hallazgos ha permitido también sostener tesis históricas tales como que el abandono de Mojácar la Vieja hacia el emplazamiento actual del municipio, no se hizo de manera abrupta sino progresiva.

Por tanto, se descarta que obedeciera a un hecho puntual catastrófico ya fuera de carácter natural, caso de un terremoto, o propiciado por el hombre como un ataque la antigua ciudad. De este modo, este proyecto, compuesto por voluntarios a quienes se les facilita alojamiento y comida, va desvelando datos y detalles, fechados entre los siglos XII y XIII, del poblado musulmán que precedió a la actual Mojácar. El año que viene más.