Levantico Digital

  • Diario Digital | sábado, 30 de mayo de 2020
  • Actualizado 23:00

CRISIS CORONAVIRUS

Los socialistas de Vera renuevan su vocación de unidad política frente al coronavirus pese a las actuaciones de quienes pretenden sacar réditos partidistas

Martín Gerez, portavoz del Grupo Municipal Socialista de Vera.
Martín Gerez, portavoz del Grupo Municipal Socialista de Vera.
Los socialistas de Vera renuevan su vocación de unidad política frente al coronavirus pese a las actuaciones de quienes pretenden sacar réditos partidistas

El pasado día 12 de marzo, ante la evolución de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19, los socialistas veratenses decidimos dejar en suspenso nuestra actividad política pública. Aquel día, además, nos pusimos en contacto telefónico con el alcalde para darle nuestro apoyo sin fisuras y leal colaboración en los críticos momentos que habrían de venir con el fin de trabajar unidos para intentar minimizar el efecto sobre la población del municipio. De hecho, aquel mismo día algunas compañeras asistieron a la reunión del Comité extraordinario de Salud y Seguridad celebrado en el Ayuntamiento de Vera.

La situación exigía la máxima coordinación entre las diferentes administraciones: el Gobierno de la Nación, la Junta de Andalucía y los Ayuntamientos a fin de adoptar aquellas medidas que fuesen las más adecuadas para afrontar la situación y atender y proteger a la población de forma correcta. Así, en el marco de la Declaración del Estado de Alarma, ahora prorrogado, se han venido aprobando medidas económicas, sanitarias y de protección y asistencia a personas y empresas en un paquete aprobado por el Gobierno sin precedentes en su importe y en el alcance de las mismas.

En el ámbito municipal, propusimos al alcalde que se estudiasen medidas de apoyo fiscal a comerciantes, hosteleros, y empresarios en general, a los que pudieran afectarles las restricciones al movimiento de personas, y obviamente la caída de afluencia de turismo, con el consiguiente problema de crisis y paro. Por supuesto, también recordamos que era el momento de dejar de lado gestos políticos que causasen polémica, que se hiciese una reducción de gastos prescindibles y se destinaran fondos públicos a asistir y ayudar a los colectivos de personas más necesitadas, como así se está haciendo.

Los socialistas no podemos si no felicitarnos de que el ayuntamiento esté adoptando las medidas solicitadas, que apoyamos totalmente, aunque lamentamos que en estos días no hayamos tenido siempre toda la información que nuestro ofrecimiento merecía, pero tampoco es algo que nos va a hacer  cambiar de actitud. Ahora lo importante es permanecer unidos frente a un enemigo ínfimo en su forma pero lamentablemente implacable en su contagio

Afortunadamente, nuestro ayuntamiento goza de una salud económica formidable después de muchos años de superávits, y las medidas aprobadas por el Gobierno de la Nación nos va a permitir utilizar una parte del mismo en medidas asistenciales ahora, pero para paliar la crisis después, y ese mensaje de esperanza para ese momento que pronto llegará es el que nos parece oportuno que conozca toda la ciudadanía.

Los socialistas no podemos si no felicitarnos de que el ayuntamiento esté adoptando las medidas solicitadas, que apoyamos totalmente, aunque lamentamos que en estos días no hayamos tenido siempre toda la información que nuestro ofrecimiento merecía, pero tampoco es algo que nos va a hacer  cambiar de actitud. Ahora lo importante es permanecer unidos frente a un enemigo ínfimo en su forma pero lamentablemente implacable en su contagio.

Aunque lamentamos profundamente que no todos actúen con la misma sinceridad con que nosotros lo pretendemos hacer, y quede claro podríamos  estar haciéndolo de otra forma porque razones tenemos: es impresentable el uso de las redes sociales para distribuir bulos y mensajes para atacar a nuestros dirigentes, para poner en cuestión su liderazgo y compromiso con el bienestar de nuestro país, y es grosero aprovecharse de los medios y los recursos públicos para hacerse una imagen pública a cuenta del dinero que se debería estar usando para aliviar las necesidades de tantas y tantas familias, en su casa confinadas sin poder acudir a su trabajo o a sus pequeños negocios.

La sociedad espera de sus dirigentes, hasta en el último nivel de la administración pública, que todos trabajemos con honradez, que no nos pongamos palos en la ruedas unos a otros, y los socialistas así lo estamos haciendo donde somos gobierno y donde somos oposición, pero tampoco vamos a permitir que se saquen réditos políticos de una crisis como nunca antes hemos conocido.

Es una situación complicada pero la vamos a pasar, y volveremos a la normalidad más pronto que tarde, sin dejar a nadie atrás, por eso nuestro apoyo convencido al eslogan que hemos de corear con todo coraje;