Socialistas de Vera

  • Diario Digital | miércoles, 08 de abril de 2020
  • Actualizado 09:51

CARBONERAS

Urge un plan de empleo por el cierre de la central de Endesa y que Moreno “dé la cara”

Urge un plan de empleo por el cierre de la central de Endesa y que Moreno “dé la cara”

El PSOE impulsará, a través de una iniciativa parlamentaria, un paquete integral de medidas con una dotación presupuestaria determinada y un calendario de acciones concreto para Carboneras para garantizar el nivel de trabajo como consecuencia del cese de la actividad de la central térmica de Endesa en esta localidad del levante almeriense.

Así lo ha anunciado esta mañana el parlamentario autonómico del PSOE de Almería, Rodrigo Sánchez Haro, quien ha detallado el contenido de la Proposición No de Ley que el Grupo Parlamentario Socialista elevará a la cámara andaluza, ha añadido que los socialistas exigirán que se apruebe un plan de empleo específico para Carboneras y un plan de reindustrialización para el municipio con acciones, presupuestos y un calendario concreto, de acuerdo con el ayuntamiento de la localidad y el resto de agentes implicados.

Además, el PSOE pide a la Junta que apruebe las inversiones necesarias en el municipio “con el objetivo de aumentar los servicios públicos prestados por la Junta de Andalucía y fomentar, así, la generación de empleo y la mejora de la calidad de vida de los vecinos y vecinas la localidad”, ha explicado Sánchez Haro. Los socialistas solicitan, igualmente, al Ejecutivo andaluz la creación de una mesa de seguimiento entre la Junta y el Ayuntamiento de Carboneras “para evaluar la puesta en marcha y el impacto de las medidas acordadas” entre ambas administraciones para paliar el cierre de la Central de Endesa en Carboneras.

“La inactividad del gobierno de Moreno Bonilla, del gobierno de las tres derechas, ha pasado de preocupante a muy preocupante, porque el presidente de la Junta se ha convertido en el peligro número uno del empleo en Andalucía y en campeón del escondite”

Endesa, ha subrayado, emplea a unas 500 trabajadores y trabajadoras -entre empleados directos y de empresas auxiliares-, lo que supone casi el 20% de la población con empleo del municipio, ha valorado Sánchez Haro, quien ha añadido que esta industria aporta a las arcas municipales más de 2,9 millones de euros al año en impuestos, lo que equivale al 33% del presupuesto del Ayuntamiento de Carboneras, por lo que el cese de la actividad “también supondrá una importante reducción de ingresos en la administración local”. “La decisión tomada por Endesa de solicitar al Gobierno de España el cierre de esta central ha supuesto para la localidad un duro golpe”, ha reconocido el parlamentario socialista quien ha exigido al presidente andaluz que asuma su responsabilidad en este asunto.

“La inactividad del gobierno de Moreno Bonilla, del gobierno de las tres derechas, ha pasado de preocupante a muy preocupante, porque el presidente de la Junta se ha convertido en el peligro número uno del empleo en Andalucía y en campeón del escondite”, ha reprochado el parlamentario del PSOE de Almería y le ha exigido que deje de hacerlo. “Debe dar la cara y enfrentarse a los problemas aunque no le gusten y tiene que poner soluciones encima de la mesa, que es lo que esperan los andaluces y andaluzas del presidente de la Junta de Andalucía”, ha considerado Sánchez Haro.

Esta tendencia a la desaparición por parte del Gobierno de las tres derechas contrasta, a juicio del parlamentario socialista con la actitud “proactiva” del Ejecutivo de Pedro Sánchez que “está manteniendo el contacto permanente con todas las partes afectadas para la búsqueda de las mejores soluciones”.

Por otro lado, el parlamentario autonómico del PSOE de Almería, ha mostrado el apoyo de los socialistas a la huelga anunciada y convocada por el sector educativo para el 4 de marzo para protestar contra el decreto de escolarización que ha aprobado el Gobierno andaluz de las derechas. Este decreto, para Sánchez Haro, “es una norma absolutamente innecesaria, puesto que más del 95% de las familias andaluzas obtienen plaza escolar en el primer centro de su elección; es decir, no existe ningún problema que vaya a ser solucionado por esta nueva norma”.

Además, con este decreto no serán las familias los que elijan los centros para sus hijas e hijos “sino que serán los centros los que finalmente decidirán a quiénes matriculan en sus aulas, dejando por el camino al alumnado con mayores dificultades, a los que provienen de entornos más deprimidos o con necesidades educativas especiales”, ha censurado Sánchez Haro al gobierno andaluz quien pretende “generar profundas desigualdades entre el alumnado andaluz”.

“Esta medida provocará la pérdida de unidades en centros públicos, así como recortes en el profesorado, su trasvase a centros privados y menos inversión en la educación pública andaluza”, ha augurado el diputado andaluz socialista quien defiende que “no se puede mercadear con la Educación” y que la obligación del gobierno andaluz “es defender la red pública de centros en nuestra región, y no favorecer el negocio privado”.